Juliana (Colibrí de Oro)

Juliana (Colibrí de Oro)

jueves, 23 de junio de 2016

Testimonios de algunas de las personas que han completado este Taller de Cantos Arquetípicos®:

LA EXPERIENCIA DE RICARDO




En el camino de la búsqueda espiritual sentí que hacía falta conexión conmigo mismo, y por ende con Dios, Padre-Madre. Debido a esta sensación de desconexión el camino de los cantos chamánicos se mostró y decidí tomar este Taller con Colibrí.

A lo largo del Taller sentí cómo se iban uniendo partes olvidadas y despertando una conexión con mi ser, que se expresaba en cantos. 

Tuve encuentros con mi pasado, mi presente y mi futuro, entre melodías y tambores. 

Fusionando nuestras voces y pensamiento creamos mitos, verdades y enseñanzas que brillarán en mi corazón por siempre.

Gracias.

Agradezco a Colibrí su servicio como afinadora de corazones, quien a través de su canto sincero hace resonar las voces de sus estudiantes, recordando la conexión que existe con todo y con todos.

Ricardo Gómez Angulo (Hombre Jesús)
https://www.facebook.com/ricardo.g.angulo?pnref=lhc.friends



LA EXPERIENCIA DE JEANETTE



Yo era una sombra, una sombra que cantaba con cadenas, con dolor, con tristeza, con miedos, con sueños rotos,
y pude encontrarme y llegar a un hermoso jardín con múltiples colores, sensaciones, seres, pensamientos
y dentro de ese jardín Colibrí me recibió, me abrió la puerta y me dio la bienvenida.

Dentro de ese jardín el poderoso canto de Juliana abrió nuevos caminos, despertó mis sueños dormidos, limpió los miedos y dolores que me ataban.

Ese canto poderoso de Juliana Colibrí me acompañó, me guío por los senderos oscuros de mi propia alma, me presentó a mis ancestros, a los siete rumbos, a los elementos, ese canto poderoso se mezcló con el mío para darle luz, para darle esperanza, para darle fuerza, y cantamos juntas, reviviendo dolores y encontrando alegrías.

Colibrí de Oro con su medicina me presentó a la mariposa, y juntos volaron en el jardín de la conciencia y el amor profundo.

Gracias Juliana, gracias por tu canto, por tu jardín multicolor, por tu sabiduría, por tu energía. Gracias porque mi canto volvió a ser luz en mi corazón, y será luz para el corazón de otros seres, y en ellos nos encontraremos siempre.

Jeanette Ivonne Caicedo Duque (Mujer Mariposa)



LA EXPERIENCIA DE ALEX


Hoy finalizo el Taller de Cantos Arquetípicos con Colibrí de Oro, y mi corazón siente un profundo agradecimiento y un gran gozo por todas las experiencias que se desenlazan a través de este hermoso jardín multidimensional.

Llegué aquí, a conectar con Colibrí, gracias a seguir el llamado de mi corazón a través de mi intuición y hoy salgo como el Hombre Delfín, el comunicador que enlaza mundos, con la certeza y la felicidad integral de comprender mi camino de vida, donde el pasado y el futuro confluyen simultáneamente en un eterno presente.

Vivir este Taller me ha permitido descubrir y conectarme con el poder del sonido a través de la voz, pero sobretodo, me ha permitido conectarme con mi propia voz como vehículo de canalización y de expansión de conciencia, transformando los miedos a cantar, a expresar, a fluir, en palabras y melodías multidimensionales que nacen de la la sincronización de mi pulso en el tambor, con el pulso de mi corazón y el pulso de la Tierra y del Universo.

Conectar con el Taller de Cantos Arquetípicos representó para mí encontrar las piezas del rompecabezas que hacían falta en cuanto a mi contacto con la música en esta experiencia de vida, porque sólo hasta ahora comprendo el sentido de la música para mi vida, y finalmente comprendo cómo puedo compartir mi propio canto con los demás. Ha sido recibir las llaves para abrir las puertas del mágico y poderoso mundo del sonido y la consciencia.

Realizar este Taller significa en la historia de mi vida, un antes y un después, porque abarca, enfoca, comprende todas las dimensiones de la vida, toda tu historia, y la que esperas escribir y vivir en adelante, ya que obtienes unas poderosas herramientas, la sabiduría, y toda la consciencia que se derivan de la interiorización y activación de los trece arquetipos guía para aplicarlos a cada presente en tu cotidianidad.

Gracias.

Alex Hernando Contento Ortíz (Hombre Delfín)


LA EXPERIENCIA DE MAFE




Colibrí de Oro ha sido un viaje en compañía de vuelta a casa, al centro de mi corazón. Un viaje mágico lleno de amor, dulzura y canto caminando el sendero del redescubrir, del reconocerme de nuevo, un camino de encuentro con mis guardianes y mis dones para finalmente aceptar y entender mi misión del paso por este mundo.

Ha sido enfrentarme a mis más profundos miedos, para verlos con los ojos del amor y despedirlos unificándolos en mi corazón de dulce niña...


El Taller de Cantos Arquetípicos me ha hecho recordar quién soy, a qué he venido y darle la bienvenida a la propia medicina que escondía mi espíritu y esencia, medicina que compartiré con el mundo desde hoy y para siempre...


Infinitamente agradecida con la dulce Colibrí de Oro por ayudarme a sanar, a curar, por enseñarme a hacer florecer mi jardín y mi voz.
Agradecida por la presencia de Juliana, por ser guardiana de los Cantos Arquetípicos, mi guía y compañía, por este tiempo de canto juntas y por su hermoso corazón, que todas las bendiciones estén siempre junto a ti.

María Fernanda Mejía (Mujer Sol)


www.facebook.com/mafemejiac?hc_location=timeline


LA EXPERIENCIA DE OSCAR

Colibrí de Oro,

En tus alas viajé durante este tiempo.
En tus ojos veo brillar mi luz interior.
En tu trino se representa mi voz alma y la de otros.

Ahora es tiempo de escuchar y dejar salir mi canto
para disfrutarlo y darlo a conocer en mis nuevos viajes.

Deseo que tu voz siga irradiando por este universo
que tanto la necesita.
 
Óscar Dávila (Hombre Serpiente)


LA EXPERIENCIA DE ANGÉLICA

 Con un propósito muy íntimo de encontrar respuestas desde mí misma llegué a esta sagrado Taller de Cantos Arquetípicos, motivada por la palabra "canto" en búsqueda de mi propia voz.

Y qué sorpresa encontrar un camino a recorrer que superaba mis propias expectativas. La compañía, guía amorosa y canto divino de Juliana Colibrí, impulsando una voz inexplorada, mi voz, que se conectaba con pensamientos, sensaciones, descubrimientos desde la dimensión divina de la existencia, de mi existencia.

Es un camino que no termina, es el inicio de la expansión de mi propia luz, donde surgen desde las entrañas la vivencia y comprensión de arquetipos sagrados que estructuran mi lugar, aquí y ahora, en este cuerpo, en este planeta.

Me voy agradecida, me voy enriquecida, confiando en lo descubierto y aprendido. Me voy reconociendo el valor de la voz, mi valor y aporte al tejido sagrado del que ahora me siento parte, me voy enamorada de mi guardián mitológico, sintiéndome abierta para ser guiada desde adentro del corazón del cielo, de la tierra desde el corazón humano, con la claridad de entregar y dar en beneficio ya no sólo propio sino en beneficio de todos los que me rodean.  


Angélica Chavarro Franco 
(Mujer Obsidiana) 
www.facebook.com/angelica.c.franco.7



LA EXPERIENCIA DE FERNANDO


Hubo tormenta y hubo amanecer. La luna sincronizó la agonía de un yo cojo, que ya no se sostenía en su propio cielo hecho de mentiras y edificado en el miedo de no ser lo suficiente. Ahora soy suficiente para mí mismo, no me debo la gloria ni el galardón.

La serena presencia de Juliana, y su sabio atestiguar mi propio poder, fueron suficientes para que saliera a la luz la lava del volcán. 
Surgió y fue fructífera, en vez de arrasar con pompeya sembró flores y bendiciones a su paso, y sonrió inocente al ver a los pueblos antiguos reencarnando en gentes y festivales de luz de una Nueva América, y una bella y amarilla tierra a la que ya le vienen sus premios y sus guirnaldas. 

Esto ha sido este canal ancestral que se hace paso en el corazón de Colibrí de Oro y que ojalá siga vivo en mi palabra, mi canto y mis letras escritas
.

Fernando Baena Vejarano (Hombre poeta del clan tigre)
Director Centro de Desarrollo Transpersonal 


LA EXPERIENCIA DE NATALIA
  

En el momento de oscuridad y penumbra, abrió sus alas Colibrí de Oro, invitándome a soñar y a creer en el renacimiento, en que el pasado quedó atrás y que hay que labrar el buen camino.

El canto de Colibrí ayudó a despertar mi divinidad interior, me ayudó a encontrar lo que creía perdido, a perdonarme y sentirme parte de la hermosa Tribu Arco Iris.

Gracias a Colibrí encontré mi guardián mitológico, me amisté con la muerte, supe que hay que renacer de las cenizas, morir con belleza y virtud.

De corazón, agradezco el inicio de mi vuelo, el encuentro con mi misión y mi despertar con propósito.
 
Natalia Barakaldo (Mujer Áve Fénix)


LA EXPERIENCIA DE CÉSAR


Colibrí de Oro, eres un canal al universo infinito, tu medicina y tu tecnología me han impresionado positivamente, y me han ayudado fuerte y suavemente a sentir, a crear, a solucionar y a crecer. Colibrí de Oro, gracias por viajar conmigo por el cosmos y por la mente, en esos lugares guiado por tu canto y tus instrumentos divagué, luché, viví, entendí, purifiqué, soñé, encontré, curé, asumí, reí, lloré, volé, me perdí, me encontré; pero todo con alegría, seguridad y cada vez menos miedos y celdas, pues allí estabas acompañando, guiando y respetando los andares por los que caminamos. Colibrí de Oro, gracias, porque además de entender e iniciarme en un propósito, también hiciste que surgieran muchas más cuestiones importantes y se afirmaran y debilitaran otras de acuerdo a los mejores designios.

Colibrí de Oro, en mis pensamientos siempre te daré gracias y bendiciones, en mis pensamientos positivos y trascendentalmente prósperos tendré un jardín maravilloso en donde espero tenerte de visita con tu energía, tu canto y tu tambor, para poder aprender más de tu sabiduría y tu medicina, pues sé que en mi camino la necesitaré como una guía y amiga.

Gracias, este Oso ha crecido, sus energías se han balanceado y su fe se ha fortalecido. Este Oso también sabe que está en un proceso que hasta ahora ha iniciado y que es largo, pero siente el inquebrantable  compromiso de continuarlo con las virtudes necesarias, esto por el respeto y la admiración que por tu espacio y tu medicina, en su interior se ha formado.

Espero seguir trabajando por mí y por los demás y así sentirme digno de ser un Jardinero del Arco iris.

Colibrí de Oro, infinitas gracias y bendiciones, espero haber sido una buena compañía en la rueda, me quedo y resalto una imagen mental que tengo ahora mismo, un universo de prosperidad trascendental, felicidad y amor en todas las relaciones de todos los seres. Es un sueño que seres como tú ayudan a ser real.

El Oso, nuevamente te da sus abrazos, gracias y bendiciones.

El Oso seguirá escribiendo más líneas en su mente. 

Gracias por siempre. 

César Enrique Carvajal Salamanca 
(El Oso de la Prosperidad Trascendental).



LA EXPERIENCIA DE GINA CAROLINA



Este Taller de Cantos Arquetípicos con Colibrí de Oro me permitió conocerme mucho más a fondo. Cada arquetipo tocó en mí distintas fibras de mi alma. Entré algunas veces en bastante movimiento, pero fue un movimiento que era necesario para mi ser.

Ahora puedo ver las cosas, las situaciones con mucha más claridad, y aprendí que necesito vaciarme por completo de todo lo que creo que soy, para encontrarme relmente con mi esencia, aquella que quiero expandir y que llene todo mi ser.


 Aprendí a sembrar con fe, con convicción, y aprendí a creer que después puedo recoger esos grandes y hermosos frutos que van a nutrirme no solo a mí, sino también a los que me rodean. Aprendí a creer en mi propia voz, y a fusionar mi héroe visionario con mi doncella, para convertirme en la Mujer Citrino que soy.

Infinitas gracias Colibrí, por tu canto y tu sabiduría. Los llevaré siempre conmigo.

Gina Carolina Roa Espejo (Mujer Citrino)
https://www.facebook.com/gina.roa



LA EXPERIENCIA DE ALICIA




Querida Colibrí,

En el principio era el Verbo, la Voz, el sonido primordial a partir del cual todo estalló en mil colores de manifestación.
Y esta magia antigua y siempre nueva es a suprema expresión de nuestra filiación con el Creador. Nuestra mayor herencia y tesoro!

Por eso te agradezco infinitamente la entrega, la ternura, la claridad, y todo el acompañamiento que con tanta abnegación has puesto en este Taller de Cantos Arquetípicos en el cual tuve la oportunidad y la alegría de participar.

 Desde ya siento en mi interior cómo esta Voz que viene desde el Principio pugna por salir, y rodear con su hermoso aro iris de notas amorosas, este mundo alejado de la luz.

Gracias por ser, por entregar tu vida y tu talento a la sanación y la elevación de tus hermanos. 

Espero que nos volvamos a encontrar en el camino y que pueda mi Voz expresarte toda mi gratitud en un hermoso canto.

Un abrazo desde el corazón,

Alicia Durán Rueda (Mujer Bochica)
https://www.facebook.com/alicia.d.rueda





No hay comentarios:

Publicar un comentario